jueves, 26 de febrero de 2009

Sus espacios, fotologs y comentarios

Siempre es instructivo entrar en sus metrologs, myspaces o facebooks cuando ellos te dan la dirección (prefiero que me inviten que ir hurgando). Aprendes mucho de ellos viendo las fotos pero sobre todo de los comentarios que se van dejando.

En el primer caso, para los pequeñines, los fotologs y similares son una mina para los anónimos que juzgan las fotos y de paso explican cómo se lleva tal con cuál, se declaran y se insultan. Se habla mucho del bullying pero esas páginas están llenas de pre-acosos y acosos en toda regla, con el agravante del anonimato. Creo que se debe actuar cuando se detecta un comentario fuera de medida, sobre todo en los que indican que esa persona no es popular, está en una guerra con otros compañeros o lo que sea. Primero hay que hablar con los implicados y decidir si se debe dar parte o no (padres). Está claro que hay cosas de niños y que la red es un medio que permite la impunidad y en el que deben educarse para comportarse y defenderse pero si no se actúa a tiempo, podemos ser cómplices del acoso.

Muchas veces no somos conscientes de lo que pasa en los patios o ante nuestras narices y sólo esos comentarios avisan de que hay peligro. Es útil además comentar en clase mecanismos como localización de las Ips etc, incluso exagerando, para que vean que no siempre el anonimato garantiza que no vayan a ser descubiertos (muchas veces no controlan los mecanismos que tan bien utilizan como usuarios). En profes.net se debate si somos responsables de ese ciberacoso, y muchos profesores apenas saben qué son esas páginas, hace falta conocerlas como mínimo.

2 comentarios:

Montse dijo...

Hace unos días, comentaba con mis hermanas que son también profes, que en el tuenti hay comentarios que son casi denunciables. Mis alumnas de 2º de bachillerato se empeñaron en que me hiciera uno y el otro día les decía a mis hermanas que no sabía si era mejor haber entrado o permanecer en la ignorancia. He leído comentario de chicos de 2º de ESO que son auténtica apología de la violencia, del nazismo y de la xenofobia. Es verdad que no es la generalidad, pero hay casos de acoso, insultos y vejaciones que dejan la autoestima de algunos chicos y chicas por los suelo. Y yo me preguntaba como tú, ¿qué hacer antes esto? Con muchos compañeros y compañeras no puedes ni plantear esto porque no se hacen responsables de lo real como para hacerse de lo virtual. Pero existe y está ahí y algo deberíamos hacer si no como educadores, al menos como personas.

Un saludo, Montse

eduideas dijo...

Montse, creo sin duda que es mejor conocer esos comentarios, el problema de qué hacer con ellos es más complejo, a ver qué experiencias nos cuentan otros compañeros