domingo, 15 de abril de 2012

¿Qué hacer ante la situación que vivimos?

Leo la carta que ha enviado un centro a los padres exponiendo la situación que atravesamos y lo encuentro una medida fantástica. No comparto en cambio las medidas extremas que sugieren al final, porque perjudican al alumno y empeoran aún más la imagen del profesorado. Sí creo que habría que hacer reunionex extraordinarias con las familias para analizar la situación, que la presión a la administración no venga solamente por parte de los docentes afectados, sino de la sociedad que es consciente de los problemas que supone recortar en educación, especialmente en uno de los factores que más la afectan como es la calidad del profesorado. Peticiones para cambiar las leyes, columnas constantes en los periódicos, reportajes televisivos, generar una opinión pública que impida los desmanes a que se atreven los partidos amparados en la supuesta legitimidad del voto (que no supone carta blanca ni siquiera en el caso de mayoría absoluta). Hay que generar manifiestos y más cartas como ésta, otras dirigidas a las consejerías, que se inunden de quejas y reclamaciones a diario. Unión en los claustros para no pelearse por las migajas de las horas recortadas. Huelgas puntuales, sí, para visibilizar la lucha, pero no reducir en atención a los estudiantes, ellos no son los culpables.

1 comentario:

Antonio dijo...

Me parece que nuestros gobernantes van a hacer poco caso (o ninguno) de todas nuestras movilizaciones pacíficas y nuestras cartas abiertas y de toda nuestra indignación. Tenemos ante nosotros un panorama que va a peor y frente a ello tendremos que elegir entre la resignación o la lucha (pura y dura). De nosotros depende.