jueves, 12 de febrero de 2015

La diversidad en el aula

Se está debatiendo el modelo de escuela inclusiva. La verdad es que los recursos para tratar la diversidad de los alumnos NEE (y sus múltiples variantes) suelen ser insuficientes. USEE, UAC, AO, UME, DC, PI.... Mucha sigla y diagóstico, mucho plan "personalizado" pero poca solución. Parece ser que con el etiquetado del problema, este desaparece. Y entonces se aborda bajando el nivel, dando materiales de un curso inferior o bien sacando al alumno del aula en determinadas horas (o totalmente). Y listos.

Lo peor es que cada vez más alumnos caen bajo ese paraguas del itinerario paralelo sin solución real. Los psicopedagogos se afanan en buscar qué le pasa al estudiante X y eso tranquiliza a todos. Tiene TDAH (una plaga aunque empieza a bajar un poco la moda), dislexia, síndrome de lo que sea. Ah vale, es normal entonces que no logre seguir o que no trabaje nada, lo ayudaremos con uno de nuestros programas específicos y seguirá sin lograrlo al final de la etapa pero podría titular si no es disruptivo y punto.

Falta sin duda formación específica para atender correctamente esos casos, y por parte del profesorado ordinario, asesorado por los profesionales pero nunca sustituido. Igual que en magisterio ha desaparecido la opción de educación especial, que ha sido asumida por los grados de primaria e infantil, en secundaria todos los alumnos tendrían que poder mejorar en su aula de referencia. Lo demás son parches y eufemismos.