viernes, 6 de noviembre de 2009

Se convocarán menos plazas

Este año, con la excusa de la crisis, se están dejando de convocar oposiciones a los cuerpos docentes o sacan menos plazas, en el caso de Catalunya faltando al pacto previo con los sindicatos (más de 1000 plazas menos de scundaria). Dejando de lado el hecho de que intenten justificar con cuestiones monetarias el incumplir la palabra o el no dotar al sistema de más profesores, obviando el que recorten justamente en educación o lo que dice de su gestión y previsión, el caso es que habrá menos profesores con plaza en los centros, lo que implica más rotación de plantillas, algo siempre negativo si se trata de crear referentes y proyectos.

Pero es que además no pueden decir que no faltan profesores. Cada profesor tiene más de cien alumnos a su cargo, contando los diferentes grupos. Es imposible tenerlos a todos en la cabeza y realizar un buen seguimiento académico y personal, si además las horas de contacto directo con ellos a la semana son cuatro en el caso de las asignaturas con mayor carga horaria y hasta una o dos en las menos afortunadas. Con más profesores se podrían reducir las ratios, crear más grupos y así poder adaptar más las clases; los directivos tendrían más margen para programar horarios, de manera que una misma persona pasase más tiempo con cada clase y tuviera menos personas en su mente. Eso sin entrar en la gente que debe dar "afines" para completar horarios o en las bajas sin cubrir. En fin, vergonzoso que la crisis afecte justamente a esta partida

4 comentarios:

Juliiiii dijo...

¿Y esperamos que los cambios que se consigan en ese "Pacto educativo" conlleven mejoras? Si sabemos de sobra que no se va a tocar un duro de los presupuestos en un tema que no interesa para nada...

En fin, no convoquemos plazas públicas, congelemos o bajemos el sueldo a los funcionarios para paliar la crisis, mientras que los políticos sigan con sus salarios de escándalo y sus privilegios prevaricadores.

aldara dijo...

Desgraciadamente, parece que las medidas adoptadas para paliar la crisis pasan por los recortes sociales; la educación no iba a suponer la excepción.

En Galicia el panorama educativo es desolador: clausura de colegios, eliminación de la gratuidad de libros de texto, supresión de las plazas de profesorado especializado en integración del alumnado gitano, reducción del profesorado, disminución de subvenciones destinadas al transporte y comedor escolar, restricción monetaria asignada a la formación del profesorado...Mejor no sigo. A pesar de todo, estas medidas no parecen afectarle a los centros privados, que se han visto favorecidos por la recensión económica (han sido financiados con 258 millones anuales).

Tengo la sensación de que las medidas pasan por reducir donde no se puede y derrochar donde sí. Imagino que Gianni Rodari hubiese sabido aprovechar el tema para aplicar la técnica del “cuento al revés”.

Un saludo

eduideas dijo...

Efectivamente Juliii y Aldara, compartimos la misma conclusión, se recorta de dónde parece no importar (total, solamente se quejarán cuatro blogs o tres sindicaleros), mientras parece sobrar el dinero para determinadas partidas.

Lu dijo...

En Cataluña, no se cubren los tercios de jornada. Eso ya demuestra el desinterés de la Administración..
Y no hablemos de las bajas por enfermedad. No hay sustitutos, dicen. Y todos sabemos que las listas están a rebosar.