lunes, 22 de febrero de 2010

Formación inicial de los maestros

En este artículo se alerta de la poca presencia de las TIC en los nuevos grados de magisterio. Lo triste es que se podría hacer la misma operación con las asignaturas llamadas instrumentales, con la innovación pedagógica... Hay poco crédito de todo. Soy consciente de que los maestros de infantil y primaria deben saber de demasiadas cosas y que siempre nos parecerán pocas las materias dedicadas a cada área. Pero el problema no es solamente su escasez, sino la nula vinculación entre asignaturas, se atomiza la didáctica justamente en los maestros, que deben formar alumnos pequeños en la base del conocimiento y en hábitos (para lo que no hay formación inicial, ni apenas gestión de aula o cuestiones igualmente relevantes, que acaban dependiendo como siempre de la buena voluntad y capacidad del maestro en cuestión). Tampoco se fomenta la excelencia científica, necesaria para poder enseñar aunque sean los rudimentos de una disciplina. Los idiomas siguen sin tener un peso central a pesar de la existencia de los centros bi y trilingües, a menudo creados a golpe de decreto. ¿Se está perdiendo, una vez más, la oportunidad de cambiar las cosas?

4 comentarios:

JuanPedro dijo...

¿Pero tú crees que hay voluntad de cambiar las cosas? Y menos ahora, con ese empeño (loable pero inútil) del Ministro de Educación por conseguir un pacto con el PP, que le puede llevar a renunciar a cuestiones fundamentales. Me temo que si cambia algo no será para mejor; desde luego, no creo que el gran avance vaya a producirse en la reforma de los programas de formación inicial del profesorado. ¿Para qué? Deben pensar nuestros gestores.

Juliiiii dijo...

¿Formar? ¿Con lo que cuesta? Menudas cosas tienen los docentes...

Lu dijo...

A pesar de estar en secundaria, estoy en contacto con muchas maestras que reciben alumnas del practicum. Me preocupa el hecho de que muchas llegan a los centros con la mentalidad tradicional de entretener a los niños con fichas.
Si las escuelas de magisterio o el Máster de Secundaria perpetúa las prácticas tradicionales, poco podremos hacer por el cambio.
Habremos perdido la oportunidad de formar a toda una generación.

eduideas dijo...

Comparto el escepticismo que mostráis, parece que lo hagan adrede, de desformar. Y lo del pacto... se autocomenta