domingo, 6 de febrero de 2011

Prioridades de la educación

En los movimientos de renovación pedagógica se está preparando un documento para la nueva consellera donde se reflexiona sobre las prioridades de la educación actual, un tema que ya han analizado otros antes y que contribuye al debate de fondo y no el de la administración.

Las 5 prioridades son igualdad, desburocratización, buenas prácticas compartidas, pluralidad y formación del profesorado. De las concreciones, destacaría la necesidad de eliminar las agrupaciones por niveles y la necesidad de revisar los criterios de matriculación, que forman guetos en según qué zonas.

Añadiría el mejor uso de los recursos, de manera que se puedan reducir ratios y ofrecer refuerzos u optativas atrayentes en función del contexto. Añadiría también que quizá la máxima prioridad sea no retroceder: no reducir plantillas ni puestos de diversidad, no crear falsas pasarelas al final de la secundaria, no caer en la dependencia del libro escaneado (que no es digital).

¿Cuáles serían para vosotros las prioridades? ¿Compartís el diagnóstico del documento?

4 comentarios:

Lu dijo...

A mí, las cinco prioridades tal y como están formuladas ("igualdad, desburocratización, buenas prácticas compartidas, pluralidad y formación del profesorado) me parecen un buen punto de partida. Lo malo sería que fueran solo buenas intenciones y no se pudieran concretar con cambios sustanciales.

Antonio dijo...

En mi entorno veo que crece la tendencia a que la escuela pública se convierta en el gueto educativo. La disponibilidad de profesorado de hace unos años paliaba una mayor dificultad con el alumnado, pero ahora que reducen plantillas nos encontramos que los centros públicos recogen todos los problemas del entorno mientras las clases medias huyen como pueden a la concertada, aquí cada vez más numerosa (hay instrucciones de no abrir ciclos formativos públicos hasta que no se cubran los concertados, por ejemplo).

eduideas dijo...

Lu, el problema es cómo esto se concreta y llega, para que no sean solamente buenas intenciones. Desgraciadamente estos movimientos tienen menos poder de presión que sindicatos y demás.

Antonio, aquí estamos viviendo un proceso creciente pero que ya viene de lejos: tenemos el 30% de los centros concertados de todo el estado

aldara dijo...

Poco puedo aportar a lo que ya habéis expresado, coincido con vuestras opiniones. Este tipo de reflexiones siempre son interesantes, aunque despierten en muchos un cierto pesar al considerar que se trata de temas tan básicos que el debate tendría que ser otro.

Destacaría la necesidad de formación, inicial y continua, del profesorado como elemento fundamental para mejorar la calidad del sistema educativo. El lo que atañe al futuro profesorado de secundaria, considero que el adiestramiento resulta especialmente urgente y necesario; pues los currículos de las disciplinas en las que se ha especializado (al menos en teoría) ignoran el aprendizaje de las habilidades y actitudes necesarias para desempeñar la función que demanda una educación integral e integrada.

Me parece una irresponsabilidad y una desfachatez seguir manteniendo este quehacer en manos de algunos voluntarios. Mientras la situación no cambia, confiemos en el efecto mariposa.

Un saludo