domingo, 28 de agosto de 2011

Otra vez más, lectura, lectura

La OCDE alerta de que el número de libros disponibles en una casa es un predictor del éxito escolar. Dejando al margen que existe la lectura en pantalla y el préstamos de libros, es importante que se recuerda una vez más la importancia de leer, en casa y en el colegio, donde los profesores tenemos una obligación añadida a la de cualquier persona y hemos de fomentar la lectura.

Por eso es importante que se aplique realmente el plan lector previsto por la ley, dejando tiempo para leer en el aula y recomendando libros desde todas las áreas, algo que parece que en este curso se quiere potenciar con un Pla d'Impuls que esperemos quede en algo sólido (y no errático como las subvenciones y proyectos .edu que dependen demasiado de personas concretas - que pueden cambiar de centro por la pésima gestión de los interinos- o de decisiones de recortes no siempre comprensibles).

Ahora que se acaba el verano, es el momento de terminar nuestras listas de recomendaciones y bucear por la red a la caza de novedades jugosas. No olvidemos esta relación entre leer y aprobar, que aunque simplista, existe.

3 comentarios:

Antonio dijo...

El Plan Lector es fundamental y afecta a toda la comunidad educativa -familias incluidas-, en especial al profesorado que debe tirar del carro. Mientras los planes lectores sean relegados al "típico profe de lengua al que le gusta leer", la lectura irá desapareciendo de la escuela como tantas otras cosas.

eduideas dijo...

Totalmente de acuerdo, por desgracia y a pesar de la ley, el plan lector y otros similares acaban dependiendo de la voluntad de un profesor motivado y no son algo de centro

Lu dijo...

Los equipos docentes deben involucrarse en el Plan Lector, pero con sentido común. Puede correrse el riesgo de sobrecargar de lecturas todas las materias y conseguir el efecto de sobresaturación y rechazo.
La lectura debe estar integrada dentro de una programación por competencias y transversal.