lunes, 23 de marzo de 2009

Homenaje a las editoriales

A raíz de este post de Antonio quisiera hablar de las editoriales, por lo menos de algunas que no son las más grandes. No me gusta recomendar lecturas, es algo muy personal, pero sí quisiera decir qué tipo de libros tienen cada una, con algún ejemplo y sobre todo que me descubráis otras. Valga este pequeño apunte como homenaje a todas ellas.

En el post citado se mencionan las editoriales de clásicos, con Cátedra a la cabeza, de la que sólo cabe decir elogios desde mi punto de vista. En cuanto a lecturas generales, Acantilado tiene en su catálogo obras de Europa del Este muy interesantes, como las de Stefan Zweig. Gadir, por su parte, acerca títulos italianos, como Hace mil años que estoy aquí. Lengua de Trapo apuesta por autores "modernos", con ejemplos como la desternillante Saga, de Tonino Benacquista, centrada en unos guionistas de teleserie. Libros del Asteroide recupera clásicos y autores que no llegaron a España, con títulos como Los inquilinos de Moonbloom. 451 propone reversionar los clásicos para demostrar que siguen vigentes y Siruela mezcla grandes nombres con géneros menos consagrados, como la fantasía.

Por supuesto luego están las grandes editoriales, que no necesitan más publicidad aunque hay títulos muy recomendables en cada una. Éstas son las que más ocupan en mis estanterías (sí, ordeno por editoriales y no por autores, porque los tamaños de los libros son iguales). Sé que hay autores que nunca llegan a esos circuitos, y estaría bien conocer mucho más la literatura de otros países, pero al ritmo frenético de novedades y clásicos pendientes no me quejaré ni mucho menos de la oferta. Es más, todas las editoriales se merecen un aplauso, incluso si se conciben solamente como negocio, porque nos proporcionan tantas y tantas lecturas. Por supuesto en ese aplauso están especialmente incluidos los traductores y correctores, que nos permiten acercarnos más fácilmente al texto y que nunca están lo bastante reconocidos.

¿Y cómo hacéis para enteraros de qué libros vale la pena leer? Yo hago caso de amigos, blogs, recomendaciones virtuales y bastante a la prensa, aunque tenga, valga la redundancia, mala prensa: ya sé con qué críticos soy afín.

2 comentarios:

Antonio dijo...

Coincido en tus recomendaciones (de Acantilado, recomiendo a Slawomir Mrozek). Añadiría algunas de mayor tirada, como Quinteto, Tusquets o Debols!llo. Creo que, por fin, las editoriales se han dado cuenta del mercado del libro de bolsillo y empiezan a mimarnos a quienes no somos esclavos de las (dudosas) novedades en tapa dura.

eduideas dijo...

Me apunto el nombre, gracias