domingo, 20 de diciembre de 2009

Sesiones de ¿evaluación?

Cada vez estoy menos conforme con las sesiones de final de trimestre llamadas de evaluación y que tan bien caricaturizadas están en algunos blogs. Esas sesiones solamente sirven para cantar notas y rara vez se evalúa o se proponen soluciones. Son necesarias para compartir desahogos y tener un panorama global de cómo va el alumno pero deberían complementarse con reuniones de análisis de verdad de la trayectoria académica, donde se sugieran soluciones al alumno y sobre todo al profesor. Además en esas maratonianas reuniones salen perjudicados los últimos de la lista (todos queremos acabar y se cantan rápido las notas cuando el reloj pasa ya mucho de la hora fijada para acabar) o los que menos problemas traen, pues apenas se habla de ellos (la mayoría de reuniones están centradas siempre en los mismos nombres). Me parece que esas reuniones tendrían que dividirse en dos, pero entiendo que la mayoría protestaría por aumentarlas aún más. Dejando de lado las reuniones complementarias, ¿alguna sugerencia de cómo mejorar esas sesiones?

6 comentarios:

Juliiiii dijo...

Se pueden mejorar desde una mayor profesionalidad. A todos nos fastidia las sesiones vespertinas (a veces inacabables), pero forma parte de nuestro trabajo. Así que no estaría de más que todos atendiéramos, calláramos cuando nos toca callar, propusiéramos medidas para mejorar, valorar didáctica o educativamente a los alumnos, etc.

Efe Morningstar dijo...

¿Qué tal gestionar mejor el tiempo disponible? Leer trescientas notas no sirve de nada. Somos diez profesores y seguramente ninguno tenga nada que decir de la mitad de los alumnos. Son muy malos, son muy buenos, son lo que sea, pero creo que hablamos mucho de cosas sin interés para nadie, alumnos incluidos.

Mejor vamos con todos los papeles rellenos, sean los que sean, y hablamos sólo de los casos especiales y de la marcha general de la clase. Y si alguien quiere decir algo de algún alumno estupendo, pero no habría que parar en todos porque sí, que muchas veces acabamos diez minutos hablando del sexo de los ángeles.

Literalmente.

PS: Eso sí, como la gente empiece a trabajar eficientemente se me hunde el blog. ¡Cruzaré los dedos!

eduideas dijo...

Totalmente de acuerdo Juliii y Efe a veces los compañeros son peores que los alumnos.

Efe Morningstar dijo...

Obviamente, para cotillear está la cafetería, que es mi aula preferida del centro, aunque no esté en el centro.

Ejhem.

Anónimo dijo...

Un post muy intersante, como siempre. Realmente, sí me ha pasado sentir que las sesiones de evaluación son poco operativas... Y aún no sé cómo mejorarlas; pero ya habéis apuntado algo. Tendrían que salir propuestas de mejora tanto para el alumnado como para el profesorado...
De paso, felices fiestas y próspero año
Saludos
rib

eduideas dijo...

Feliz año a ti también , rib.