jueves, 17 de junio de 2010

Libros de texto en papel o digitales

Se está debatiendo en el siempre interesante blog de Lu sobre los libros digitales, debate que os animo a seguir (y a participar, claro). No me gusta mucho el modelo de manual único, pero si tuviera que elegir un libro de texto ideal, tendría
-documentos para el debate, no conocimiento ya masticado
-tablas de resumen fácil para los ejercicios sistemáticos
-actualizaciones constantes (para eso sí sirve un libro digital)
-conexiones entre diferentes materias
-comentarios y actividades sugeridas a partir de las noticias del día, con enlace a la prensa
-muchas actividades en grupo con diferentes maneras de resolverse
-materiales multimedia más allá de la animación que no se puede detener o del cuestionario donde clicar
-espacio para la personalización por parte del alumno y del centro, creando contenidos para otros compañeros (red)
-guía de recursos útiles para ampliar o reforzar los contenidos básicos
-diferentes órdenes posibles en cada tema

Es decir, que no sería un libro de text0 ¿tal vez me esté refiriendo a Internet pero con una guía docente que ayude a navegar sin perder el tiempo? Nada de lo que he visto hasta el momento va en esa dirección, el plan 1x1 está consumiendo muchos recursos y no produce ninguna mejora evidente (bueno, quizá mejore al fin la conexión): es una versión en pantalla de lo que ya se ofrece en papel (me corrijo de nuevo, puede tener dos mejoras: menor coste y menos problemas de espalda, pero didácticamente no).

2 comentarios:

Lu dijo...

Creo que tu relación se resume en lo que todos deseamos, un libro a la carta. Eso es posible en la Red, pero no en formato cerrados como son los pdfs enriquecidos, por más que añadan menús de personalización. Se pueden añadir vídeos o enlaces, pero el contenido hay que acabar leyéndolo como un libro analógico, pero en pantalla.

Difícil asunto

eduideas dijo...

Estoy de acuerdo en los libros a la carta, pero eso requiere un trabajo extra que no todos los profesores quieren/saben/pueden hacer, sí, es difícil...