sábado, 5 de marzo de 2011

La repetición es un castigo

A ver si os suenan estas frases. "Vamos a ver si X se salva", "el objetivo es que no repita", "con 3 ¿puede pasar?", "¿qué pasa si no aprueba tal materia?", "como sigas así, repites curso seguro", "se les deja pasar con demasiadas", "si no ha hecho nada, que repita", "no se merece pasar", "al final vienen las rebajas, no pueden repetir tantos porque no caben", "su hijo va camino de la repetición como no cambien las cosas y se esfuerce", "este trimestre es la clave", "luego vendrán los llantos con los suspensos", "están acostumbrados a ponerse solo al final y salvarse", "la promoción automática hace daño a la educación", "si es por mí no pasa seguro", "¡la ley permite que promocionen hasta con 3 suspensos!", "esta clase está llena de repetidores, ya te imaginas cómo es", "este alumno es repetidor"....

Estos comentarios son bastante usuales y ahora que se acerca el final de curso vuelven, como el turrón navideño. Reflejan que la repetición de curso es vista como algo punitivo, es el castigo para el que no se ha esforzado y comportado y no una medida pedagógica, aunque después de puertas afuera se quiera justificar como una evidencia "si no tienen el nivel necesario, no pueden seguir un curso superior" (algo que vemos a diario que no pasa). También reflejan una visión de la calificación basada en el poder, no en la evaluación de un proceso de aprendizaje. Aparte de poco efectiva, la repetición se concibe como un arma, mitigada por una ley que se dice blanda en los clauatros y por cuestiones prácticas de matrícula. ¿Hasta cuándo seguiremos aplicándola?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo; repetir suele agravar el problema, porque no hay en paralelo un plan de acción. Queda la etiqueta "repetidor" o "repetidora", sin más. Desde luego, sí es un problema.
rib

Antonio dijo...

Desde luego, hay pocas alternativas. La Ley dice que para las asignaturas suspendidas se debe preparar un plan de atención individualizado; en la práctica eso sería imposible, pues tendría que haber un profesor por nivel dedicado en exclusiva a ello. La repetición es un castigo, pasarlos de curso sin más es una decepción para los que se esfuerzan... la solución, como siempre, es invertir más en educación y pensar a largo plazo, justo lo contrario de lo que hacen los políticos.

eduideas dijo...

Gracias a ambos por los comentarios. Efectivamente, rib, ahí tenemos la etiqueta porque como dice Antonio no se cumple la ley de el plan individualizado, hacemos que hagan de nuevo lo mismo y a ver si algo cambia en ellos por arte de magia. Lo de pensar a largo plazo... me conformaría con que pensasen