lunes, 9 de julio de 2012

Incongruencias sobre el nuevo bachillerato

Aguirre abunda en las tesis del PP, donde el pasado siempre fue mejor y donde el actual model económico y educativo es Alemania ¿alguien recuerda a los fineses? Ahora reclama un bachillerato de ¡siete años! donde tengan más peso las humanidades, un retorno a lo "clásico" ¿Serán clásicas las reválidas? ¿Será clásica la segregación?

Me parece incongruente esta reclamación y no porque esté en desacuerdo en la importancia de las humanidades sino porque llevan años destruyendo este bachillerato y sus materias para ahora rasgarse las vestiduras y proponer como solución la desaparición de la ESO, como si tuviera algo que ver. ¿Cómo se han cargado ese bachillerato clásico que añoran?

1) Favoreciendo la elección temprana: los alumnos rara vez escogen el latín antes que determinadas materias y menos los que dudan si seguir o no estudiando
2) Elimimando los grupos con pocos alumnos (¿estará masificado su bachillerato soñado?)
3) Suprimiendo la obligatoriedad de ofrecer dos modalidades por centro (es más probable que "caigan" modalidades menos demandadas, como las letras o ciencias puras y se oferte el social, reorientando a los alumnos dubitativos)
4) Haciendo bandera de criterios economicistas y de "utilidad" de los estudios, que privilegian las carreras con "salidas", como ya denuncié en otra entrada
5) Azuzando una guerra entre departamentos con las amenazas de suprimir horas y plazas, que lleva a que se cuestionen las materias en los propios centros y llegue a los alumnos
6) Ofreciendo pocas optativas que despierten la vocación por las humanidades en secundaria, sí, esas optativas que quieren eliminar porque no sirven para nada

Pero claro, ahora el problema será de la LOGSE y sus hijos, que matan el latín y la cultura europea, por lo que hay que volver a una LOCE2 que nos salvará a todos ¡venga ya!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que se comenta en la entrada; no comentaré nada sobre la nueva "aguirrada"... De todo, destaco el punto 5, creo que eso es clave y estamos en plena efervescencia de esa guerra... que, en estos tiempos, está relacionada con el divide y vencerás... Demasiado triste todo...

Antonio dijo...

No sé dónde leía hoy que será legal que los concertados cobren cuotas en Bachiller -y por qué no en la ESO, claro-. La estrategia es clara y viene siendo muy visible en algunas comunidades autónomas que todos sabemos: degradar la pública para que quienes quieran asegurar su futuro pasen por ventanilla. En esas estamos.

eduideas dijo...

Sí, en esas estamos, lo tenemos claro, divididos, mutilados, recortados y luego vendrán a "salvarnos" con sus propuestas. Un panorama desolador

Efe Morningstar dijo...

A mí no me parece mal que los alumnos puedan elegir desde más jovencitos qué quieren hacer con sus vidas... Lo malo es que la mayoría no sabe lo que quiere (muchos no lo van a saber jamás, salvo por simple eliminación) o no sabe todas las alternativas hay, más allá de las que oye repetir a sus padres y compañeros.

Peor es, incluso, que se deje colgados a los alumnos que no quieren estudiar una carrera (algo perfectamente normal). Antes de imponer reválidas, cambiar itinerarios o asignaturas hay que gastar MUCHO dinero en organizar BIEN la formación profesional.

Desde luego no se puede copiar ningún sistema extranjero tal cual, pero sí acercarse un poco a los que sabemos que funcionan y pueden adaptarse mejor al estilo de vida español.

Que parece una chorrada pero no lo es. Si ahora mismo me dieran dinero para copiar la Educación francesa o la finlandesa seguramente optara por la primera.

Lo que no copiaría esa versión coja del sistema americano que parecen adorar tanto en el PP: educación pública desprestigiada (mejor o peor) y educación privada para la élite económico-política. Para crear un sistema de clases basado en el dinero no necesitamos copiar a nadie, caramba.

En cuanto al gobierno, está claro que igual que ha aprovechado la crisis económica para hacer de su capa un sayo en sus sucesivas reformas esclavistas, pretende usar la excusa de la mala educación (si no es mala-mala al menos sí es muy mejorable) para darle un revolcón a la educación pública. En la era, ya se sabe, todo es confusión y caminos equivocados por accidente.

/me llora.

eduideas dijo...

Como dices Efe, quizá con una FP diferente y un buen sistema apoyaría que cada alumno escogiera su camino, debidamente orientado, y no necesariamente hacia la universidad. Pero dejarles "escoger" ahora es una pura agresión hacia los estudiantes con menos apoyos o las ideas poco claras, y muchas veces con difícil camino de retorno