lunes, 23 de junio de 2008

Volver al pasado en educación

Periódicamente se oyen cantos de sirena sobre el desastre actual en educación y se aboga por medidas que se pueden resumir en un "volvamos al pasado", con la selección del alumnado y una relación de aula distante. El último ejemplo es la asociación Modelo, con un manifiesto que resume lo que piensa gran parte del profesorado:

1) hay alumnos que "sobran" en el aula, porque con su conducta no dejan estudiar a los demás; se proponen itinerarios paralelos para los que "no quieren" seguir el sistema reglado.

2) esa separación de los alumnos se realiza apoyándose en exámenes o reválidas al cambiar de etapa

3) la consecuencia es que las aulas estarán llenas de estudiantes respetuosos, que se esforzarán por aprender y que respetarán la autoridad del profesorado.

Me hace gracia que justamente sean los firmantes de este tipo de propuestas los que llamen utópicos o ingenuos a los que no comparten su postura ¿hay algo más utópico que una clase donde todos están en silencio, aprenden, se motivan y avanzan a la vez? ¿hay algo más ingenuo que creee que esa selección depende sólo de criterios académicos y no sociales como demuestran todos los estudios? ¿no son idealistas, pero idealizando un pasado que nunca existió como tal, los que apoyan a Modelo o las asociaciones afines? No comentaré cada uno de los puntos, pero dejo abierta la puerta a los lectores de este blog a expresar su opinión.

17 comentarios:

Emilio dijo...

Hola, soy Emilio, presidente del Movimiento para el Derribo de la LOE ("MODELO").
Gracias por tus opiniones.
Como nuestro comunicado inicial es, por su propia naturaleza, sucinto, y carece de una detallada justificación de motivos, te invito a leer un informe que elaboré en 2006 y que puedes ver, en un formato ideal para su lectura e impresión en este enlace:
http://aspescl.com/Volver%20al%20BUP.htm .
Quiero además indicarte que en modo alguno considero que las clases deban transcurrir en un silencio encartonado. Mi concepto de un centro educativo adecuado se resume así: ORDEN, RESPETO, PARTICIPACION, CREATIVIDAD y ALEGRÍA.
Las tres últimas no pueden florecer sino en el marco de los dos primeros.
Saludos.

eduideas dijo...

Emilio, gracias por participar, el debate nos enriquece a todos. He leído el documento que dices, como otras iniciativas afines (Panfleto Antipedagógico, Qué pasa en las aulas o La secta pedagógica). Mi impresión es la misma: un volver al pasado pero por desbordamiento.

No digo que no lo comprenda, hay aulas muy complicadas, faltan herramientas, las ratios son de locos, la administración delega y es cómplice, las familias no colaboran... Pero las soluciones propuestas siempre pasan por apartar a determinados alumnos del sistema, sea porque no quieren, por su conducta o por otras justificaciones, y por proponer otras vías que no comparto.

Eso sí, Modelo y demás sirven para agitar el debate, para denunciar cosas que fallan y para hacer pensar, algo que siempre es bienvenido

Angelus dijo...

¿Pasado? ¿es el pasado Platón, Aristóteles, Rousseau, Kant, Nietzsche, Unamuno,Machado Ortega...? ¿y qué es el futuro? A veces tengo la impresión que en la educación española para muchos docentes la modernidad, el presente y el futuro comienzan en el 90 con la Logse... y todo lo anterior es la edad de las tinieblas, de cuya oscuridad no rescata la Facultad de Educación.


saludos

Angelus dijo...

Nos rescata... o eso pretenden.

http://antesdelascenizas.blogspot.com/

eduideas dijo...

No me refiero a eso. Verás, Angelus, que tengo tu blog agregado en mi feevy, te suelo leer. Hablo del pasado en cuanto a selección de alumnos y concepción, no de contenidos. ¿Por qué la única vía que proponéis siempre pasa por echar a determinados alumnos en el aula o hacer grupitos de nivel/interés/conducta? ¿Por qué nunca proponéis nada para trabajar desde el aula actual, aunque sea para cambiarla? ésa es mi queja

Angelus dijo...

No se trata de echar a nadie del aula, ni de hacer grupitos. Es algo más elemental: se trata de dar posibilidades diferentes a personas diferentes, sean por talento o por inclinaciones. Se trata también de dar tratamiento adecuado y específico a aquellos que lo necesiten por diversas causas– y no abandonarlos en tierra de nadie, con la hipócrita coartada de una pretendida “inclusividad”. Esto no es ninguna vuelta a ningún pasado, ni ningún utopismo ingenuo. Es algo que se lleva a cabo en muchos países, yo tengo conocimiento concreto del caso alemán (supongo que lo conoces), común a Austria y parte de Suiza. Es un modelo real, que a mi personalmente me gusta mucho más que el que padecemos en España, que sin duda es uno de los peores de Europa –y eso es un hecho.

PD: "el aula actual" es el resultado de un ordenamiento legal (LOGSE) y sus cohorte de "dogmas", que impiden además cualquier discusión objetiva sustituyéndola por palabrería (me ahorro el adjetivo).

Emilio de Fez MARRERO, Presidente de MODELO. dijo...

Los invito a leer mi reflexión (comentario 23 creo que es) en el foro respecto a MODELO en la página:
http://crisiseducativa.wordpress.com .

Saludos.

eduideas dijo...

Pido disculpas si el tono del post o de los comentarios ha sido demasiado exaltado, no quiero caer en el típico debate entre "vostros segregáis" vs "vosotros no conocéis la realidad del aula"; "retrógrados" vs "ingenuos que sólo ven una realidad" y caer en los tópicos sobre atención a la diversidad y descalificación del adversario. Estos debates o falsos debates ya me han hecho retirar de algunos foros donde se juzga ad hominem y sólo se buscan apoyos para la propia postura, sin cambiar un ápice de opinión ni buscar convencer al otro.

No quiero descalificar a Modelo y a sus fundadores, que al menos quieren hacer algo por la educación aunque no comparta sus métodos e ideas. Por ello, creo que es más útil dejar el debate ideológico y centrarse en aspectos concretos, que irán apareciendo en los posts. Invito a Emilio y Angelus a unirse al CIO, porque quiero ver qué aportan, me interesa sinceramente vuestro punto de vista sobre cómo ser mejor profesor. Eso no quita que podamos continuar, por supuesto.

Emilio dijo...

Hola, Eduideas y todos.
En modo alguno tienes por qué disculparte porque ni el artículo ni ningún comentario -de nadie- rebasa lo que es una sana discrepancia expresada con respeto y buen estilo.
-No sé lo que es el CIO. ¿Qué es?
-No entro en "cómo mejorar a cada profesor" porque estoy en otra batalla pero, sobre todo, porque creo que un sistema educativo debe ser lo bastante bueno como para conseguir sus objetivos ESENCIALES aunque todos los profesores fueran mediocres y algunos hasta malos. Hoy, el actual sistema, no consigue sus objetivos esenciales aún habiendo un alto porcentaje de profesores entre buenos y muy buenos, otro alto porcentaje de profesores regulares y muy pocos "malos". El problema no está en el profesorado y por tanto centrarse en eso es desviarse y distraerse del fondo de la cuestión.
-No soy partidario de levantarle un monumento "Al orden" en cada esquina. Pero todo en esta vida para funcionar necesita "un orden", ese orden que de ninguna forma hay hoy en nuestros centros.
-Por poner un símil, aplicable también a quienes consideran que el problema de la LOGSE-LOCE-LOE es que no fueron adecuadamente financiadas. Si uno se empeña en plantar cualquier cosecha sobre el asfalto, los resultados serán mucho peores (por mucha inversión que hagas -añadiendo tierra, de entrada- y por muy bueno que seas como agricultor y muy buenos que sean tus peones) que los de quien planta esa misma cosecha en una finca adecuada, que precisará muchísima menos inversión y un cuidado normal por parte de su dueño y peones. ESA ES LA CUESTION: el actual sistema se basa en disparates conceptuales bellamente argumentados pero tan carentes de sentido común que ofrece un terreno asfáltico en el que se estrellan los esfuerzos de todos los que trabajan en él.
Ante eso la solución es clara: el sistema hay que cambiarlo aunque mientras tanto cada profesor haga lo que buenamente pueda para minimizar al máximo los nefastos efectos de este funesto sistema.
-Ese es mi punto de vista y lógicamente respeto cualquier otro.

Saludos.

eduideas dijo...

Creo que el sistema no es algo abstracto y aunque sin duda las leyes y condiciones determinan la marcha de las clases, lo más importante son los profesores. Por eso no se puede permitir que sean mediocres o malos, sino que hay buscar su excelencia, al margen que pidamos reformas estructurales y sociales, que son necesarias.

El CIO es un debate virtual, la última edición se celebra en este blog http://eduideas2.blogspot.com/2008/05/x-claustro-ideal-oficial-ser-mejor.html pero lleva ya meses de debate, te recomiendo participar

Juan A. Pérez dijo...

Interesante intercambio de opiniones.

Soy de la opinión que la cuestión de fondo es mucho más ideológica de lo que a primera vista pueda parecer. Hay que tener en cuenta que hay una corriente dominante que pretende privatizar al máximo la educación y, por tanto, sus estrategias pasan por desprestigiar y precarizar la educación pública. El mal funcionamiento de determinados centros educativos no obedece al azar, la casualidad o a leyes naturales. También hay que tener en consideración que los errores o fracasos de la educación no afectan igual a todas las capas sociales. Existen múltiples mecanismos de selección, estratificación y exclusión de los chavales de los circuitos educativos normalizados.

Soy de la opinión de que la mayoría de problemas educativos actuales están planificados y se ajustan a intereses ideológicos muy concretos.

Salud.

Emilio de Fez. Presidente de MODELO. dijo...

No creo que nadie se haya propuesto voluntariamente precarizar ni desprestigiar la enseñanza pública. Lo que hay es inercia y falta de valentía en los 350 diputados del Congreso que no quieren hablar claro ni plantear un cambio radical porque piensan que no sería popular. Ni uno de los 350 en ninguna de las legislaturas, desde la iniciada en 1989, en que nuestros centros se han ido yendo al garete.

*Ver, a este respecto:
http://www.canariasahora.es/opinion/2367/

La exclusión de un aprendizaje idóneo la produjo la LOGSE. No puede haber un aprendizaje idóneo cuando se tolera la falta de laboriosidad de los alumnos, cuando se les pasa de curso por la cara y cuando, incluso, no se disuade el mal comportamiento. La única forma de disuadirlo es que tenga inmediatas consecuencias ejemplarizantes.

Comentaba ayer que ninguna plantación puede ser rentablemente productiva en terreno baldío. Añado hoy que tampoco puede cuidarse un terreno si se carece de los adecuados medios o herramientas.
La herramienta FUNDAMENTAL en cualquier proceso educativo es la autoridad del profesor que dirije dicho proceso. En virtud de dicha autoridad (y de los medios legales para hacerla valer) el alumno se hace consciente de que al centro se va a hacer lo que se le dice y PUNTO. Discutir eso es tanto como discutir un axioma ELEMENTAL: que los alumnos deben comportarse adecuadamente en las clases.

Todo lo antedicho no se refiere exclusivamente a la ESO sino CON MUCHA MAS RAZON POR LA CRUCIALIDAD DE SUS OBJETIVOS BÁSICOS a la Enseñanza P.r.i.m.a.r.i.a . Prrrrimmmaaarrriaaaa . Es inadmisible que tras ¡6 años! haya una cantidad bestial de alumnos que no sepan leer ni escribir correctamente.
Los exámenes de Estado, periódicos y externos a los centros, reforzarán la autoridad del profesor para obtener al menos los objetivos mínimos inexcusables y, por ende, harán a todos (padres, alumnos y profesores) ponerse las pilas.
Además, es muy preferible que la mayoría de los niños y adolescentes se instruyan sólidamente a que no lo haga casi nadie. ¿Alguien discute esto?
Pues bien: si hay que excluir (que no es excluir sino educar aparte) a quienes no permiten con su comportamiento el trabajo del profesor y el avance de los demás, se debe hacer. Es una obligación moral insoslayable que tiene el Estado y que no cumple.
Finalmente, el nivel del profesorado es alto pero es la LOGSE-LOCE-LOE la que los ha quemado y ha hecho que casi todos vivan en un plan de "sálvese quien pueda".

Saludos.
*Como quedó muy atrás, les repito el enlace:
http://www.canariasahora.es/opinion/2367/

Juan A. Pérez dijo...

En el año 1995 entró en vigor el Acuerdo General sobre Comercio de Servicios (AGCS) bajo la tutela de la OMC. Estos acuerdos se aplican en todos los estados miembros de la OMC subordinando las políticas nacionales o acuerdos internacionales a dichos acuerdos.

El AGCS persigue la privatización de todos los bienes y servicios susceptibles de generar negocio (sanidad, educación, servicios sociales, tercera edad, medio ambiente, prisiones,…). La privatización de bienes y servicios básicos se realiza abaratando costos, a costa de la calidad de los servicios, con la precarización del empleo y reduciendo todo análisis a los términos economicistas de beneficio, eficacia, rentabilidad y competitividad (liberalismo radical). La aplicación de estos acuerdos hace en la práctica que la privatización o precariedad se establezcan como fenómenos irreversibles. En definitiva la educación (sanidad, servicios sociales, etc.) se ponen en manos del mercado con un progresivo aumento del desmantelamiento de las funciones de los Estados, lo que repercute entre otras muchas cosas, en la mala preparación del profesorado.

En Catalunya las políticas aplicadas en los últimos 30 años han ido encaminadas a favorecer la educación privada con grandes subvenciones en detrimento de la educación pública. La inmersión lingüística que se ha llevado a cabo en Catalunya ha tenido como resultado un aumento del “fracaso escolar” en la población castellanoparlante con menos recursos y un aumento significativo de la segregación social (con la complacencia o indiferencia de la mayoría del profesorado). Yo no puedo creer que los efectos de estas políticas no hayan sido planificados.

Insisto en que hay una planificación de la segregación y la precariedad educativa y social.

Dicho todo esto, no niego los problemas de autoridad. Ni que sea inadmisible que chavales con 16 años acaben su escolarización sin saber leer o escribir básicamente. Ni que los atentados a la integridad física, psicológica o moral queden impunes continuamente. Pero si me gustaría hacer algunas reflexiones:

a) Los itinerarios alternativos en la mayoría de casos son vías muertas que no conducen a ningún lado. Son espacios donde se juntan alumnos problemáticos con profesores y educadores incompetentes y casi siempre moralistas de mierda (con perdón).

b) Los problemas de autoridad que hay en muchos centros educativos no son mayoritariamente problemas educativos son problemas de tipo político y/o legal. La estructura educativa actual no es democrática. El poder lo tiene el profesorado. Parte de la violencia y de la conflictividad actual es una respuesta (inadecuada claro está) a una estructura educativa despótica y antidemocrática.

c) El modelo educativo actual está planteado en función de unos intereses concretos, a saber, proveer de mano de obra barata al mercado laboral. De hecho nuestro modelo socioeconómico está básicamente alineado con el neoliberalismo. Cosa que el profesorado tiende a obviar.

d) La preparación oficial del profesorado actual (metodológica, didáctica y pedagógicamente) no es ni precaria, sencillamente, es inexistente. ¿Por qué no es delito que haya profesores sin preparación pedagógica jodiendo al alumnado con su incompetencia?
Creo que muchos de los problemas de comportamiento tendrían que tener una respuesta social, administrativa o penal que no tienen. Dicho de otra manera, lo que es delito en la calle también tiene que ser delito en el aula. Pero en la misma medida la negligencia profesional, el abuso o la falta de respeto de los profesores tendrían que tener una respuesta ejemplificante. El absentismo de los profesores o su falta de preparación tienen que tener unas sanciones claras y ejemplificantes. Recuerdo cuando yo estudiaba que las faltas de respeto provenían más del profesorado que del alumnado. Y ya podías quejarte que no había nada que hacer. Todos sabemos que es casi imposible sancionar o despedir a un profesor (funcionario) por muy incompetente o negligente que sea.

La exigencia de unos mínimos de respeto al alumnado es imprescindible y creo que es indiscutible. Pero en la misma línea hay que tener unos mínimos de exigencia hacia el profesorado que no se tienen (que nunca se han tenido).

Un saludo

serenus dijo...

Cuánto resentimiento.. ¡ y cuanta barbaridad junta¡

José Antonio Mateo Delgado dijo...

Hola.

Si se me permite, me gustaría disentir de la idea de que el profesorado al final es el responsable de los resultados, por encima de sistemas.

¿A alguien se le ocurre un sistema de escolarización más barato que el actual?
1-Vía única
2-Ratios altas
3-Que se repita lo menos posible

Por lo visto prohibieron la repetición, pero se montó un buen pollo y lo quitaron.

El sistema que padecemos es el peor que se me ocurre. El profesorado que tenemos podría ser muchísimo peor. Para mí, los culpables están claros... y van de socialistas

Anónimo dijo...

(Juan)
Siempre se argumenta lo mismo: sería discriminatorio habalar de vías distintas para alumnos con distintos interese a partir de cierta edad ("hacer grupitos").
Pero es que eso ya se está haciendo soterradamente cuando se pueden formar grupos distintos en 3º y 4º de ESO según las optativas que eligen los propios alumnos. También se ha roto la comprensividad, previamente, cuando se admite la existencia de colegios privados y no se garantiza que absolutamente todos los alumnos vayan a los públicos. También se rompe la comprensividad cuando tanto se apuesta por la autonomía de los centros y no se comprende que lo se consigue es crear centros de 1º, 2º y no sé cuántas categorías más (sin mencionar a dónde nos lleva las autonomías concedidas a las Comunidades en materia educativa).
Cuando tantasposibilidades existen realmente para estudiar, realizar cursos, ponerse al día, etc, etc, con Internet ¿por qué seguir insistiendo en obligar a chicos, de 12 años o más que no quieren estudiar, a seguir en unas aulas en las que no se hace nada que les motive? ¿por qué no preguntarse a quién beneficia que no se pueda seguir unos estudios serios con normalidad en esas aulas? ¿los hijos de qué clases sociales se perjudican si no existe una escuela pública exigente, seria?

eduideas dijo...

Estoy de acuerdo con lo de que muchas veces se vulnera la legalidad con medidas como las que citas, pero la solución no me parece aceptarlo y pactar itinerarios sino prevenir para que no sean necesarios