jueves, 20 de mayo de 2010

Elegir bachillerato

Las intenciones de matrícula de 4 ESO confirman una tendencia creciente en la mayoría de centros que conozco, y es la concentración de alumnos en determinados bachilleratos. El humanístico desaparece a pasos agigantados, en muchos centros peligra o desaparece. El artístico se ofrece en pocos centros y puede ser otro minigueto, la modalidad musical brilla por su ausencia en todos ellos. El bachillerato de ciencias de la salud se mantiene estable pero con un solo grupo (o medio). El tecnológico goza de mejor salud, con altibajos, pero en recesión. Y el de sociales aumenta cada año. Se pueden camuflar las tendencias agupando bachilleratos, pero sigue siendo el mismo panorama. Y es preocupante.

Los alumnos esquivan las letras, que consideran "inútiles" y adonde solamente van a parar cuatro vocacionales y un grupo que esquiva las matemáticas por odiarlas, fomentado por algunos profesores que aconsejan a los buenos estudiantes que no dejen las ciencias. Los del tecnológico, mayoritariamente chicos, se ven un poco acobardados por la presunta dificultad de sus materias, suelen ser los mejores pero también los que más abandonan de todos, que ya son muchos. Los de ciencias intentan sacar nota, aunque sea cambiando de centro, en un panorama donde suspender es cada vez más lo normal. Los del social tienen las ventajas del carácter híbrido,de poder esquivar los huesos de las otras modalidades y un amplio abanico de carreras futuras, se ve como el bachillerato más sencillo, más abierto. Y allí van en masa.

Esto provoca varios efectos problemáticos:
-la concentración en varias carreras potenciales, carreras-comodín que desdibujan todo el panorama de las notas de corte, hacen proliferar las privadas y desquilibrar todo el mercado laboral
-el peligro de ciertas optativas, modalides y plazas de profesores de los bachilleratos menos demandados
-el hecho de que en las carreras "puras" la nota de acceso sea un cinco, con lo que acumulan muchos malos estudiantes no vocacionales, aumenta su desprestigio y se multiplica la selección natural en el bachillerato
-la generalización de que es mejor no esforzarse, huir de lo aparentemente complicado, sancionado por los padres
-sociales se convierte en el bachillerato descafeinado, alternativa a una FP de la que se huye, camino hacia carreras con presunta inserción y poca especialización (lo que no ayuda sin duda al país y menos en tiempos de crisis); siendo además al que se cambian los científico-tecnológicos que fracasan en primer curso
-los amigos se van en bloque a ciertas modalidades, los "raros" son los que no siguen la tendencia general y por tanto un cierto tipo de estudiantes (extremos)

Frente a este panorama, que no se si también ocurre por vuestra zona, sólo cabe una buena orientación. Los alumnos están perdidos, no saben qué escoger, y por eso optan por la vía más sencilla o menos comprometida, no saben qué carreras hay más allá de las típicas, ni las posibles salidas, ni qué les gusta, ya que no hay optativas que les permitan probar según qué, ni conocen testimonios cercanos. La orientación en muchos centros se reduce a unas charlas informativas, un folleto y algún test, nada de seguimiento personalizado, aconsejando, ofreciendo posibilidades, presentando alternativas. Dejamos entonces que el mercado seleccione la vía híbrida.

3 comentarios:

Esther dijo...

Has retratado la situación de forma muy precisa. En efecto, una buena orientación podría ser la solución. Mal lo tenemos en Aragón, pues han suprimido la hora de Tutoría lectiva con alumos en los dos Bachilleratos.
Un saludo.

eduideas dijo...

Coincido con lo que comentas, la tutoría cada vez más parece ser un lujo para algunos pensadores de la administración

Anónimo dijo...

La verdad, los chavales, no cuentan con buena orientación, pero también creo que es por la mala combinación de bachilleres, deberias de poder elegir las asignaturas no troncales.
yo por ejemplo si hubiese podido me hubiese quitado filosofía y me hubiese puesto economía, tambien educación física la hubiese cambiado por historia.
por lo que vengo a decir que deberian de ser mas flexibles, así la gente podria estudiar lo que de verdad le gusta.